Ir al contenido principal

Entradas

Li Po: Plática en las montañas

Si me preguntasen por qué habito entre las verdes montañas, reiría silenciosamente; mi alma está en la calma. El capullo del duraznero sigue el movimiento del agua; hay otro Cielo y otra Tierra más allá del mundo de los hombres.

Traducción: Chen Guojian

Entradas recientes

Dylan Thomas :Sobre todo cuando el viento de octubre.

Sobre todo cuando el viento de octubre el pelo me castiga con sus dedos de escarcha, preso en el sol exasperante, marcho ardiendo y tiro hacia la tierra un cangrejo de sombra, a la orilla del mar, cuando oigo el alboroto de los pájaros y oigo la tos del cuervo en los bastones del invierno, mi atareado corazón que mientras habla tiembla vierte el silabeo de su sangre y agota sus palabras.
Encerrado también en una torre de palabras trazo en el horizonte que anda como los árboles las siluetas verbales de mujeres, y las filas de niños con sus gestos de estrella sobre el parque. Algunas me permiten crearte de las hayas colmadas de vocales, otras de las voces del roble, o desde las raíces de múltiples comarcas espinosas te cuentan sus memorias, otras me permiten crearte con los sermones de las aguas.
Tras un tiesto de helechos, el reloj oscilante pronuncia la palabra de la hora, el sentido del nervio, vuela sobre el disco imantado, declama la mañana y cuenta al huracán en la veleta. Algunas me permiten crearte…

Philip Larkin: Observación

Sólo en los libros ocurre lo simple y sencillo, Sólo en los sueños nos encontramos y entrelazamos, La mano impermeable al sacudimiento nervioso, El futuro, a prueba de nuestro vano suspenso; Pero como avanzamos por el borde de la marea Del pasado que viene, y como respiramos aire, Habrá que recordar que nuestra forma es la muerte Cuando la máscara y el rostro se desprendan uno de otro. Risa en busca de algún rango, emboscada de lágrimas, Práctica de ametralladoras en los deseos del corazón, Todas hablan del gobierno de los temores condecorados. Viento, agita las ramas de su madera torcida, Donde hay tantas cosas que adornan pero nada bueno, Y nada hay que apague el fuego de la pobreza humana.
Oxford University Labour Club Bulletin 22 de noviembre de 1941
Traducción :Pura López Colomé

Charles Baudalaire:La vida anterior.

Yo he vivido largo tiempo bajo amplios pórticos Que los soles marinos teñían con mil fuegos, Y que sus grandes pilares, erectos y majestuosos, Hacían que en la noche, parecieran grutas basálticas. Las olas, arrollando las imágenes de los cielos, Mezclaban de manera solemne y mística Los omnipotentes acordes de su rica música A los colores del poniente reflejados por mis ojos. Fue allí donde viví durante las voluptuosas calmas, En medio del azur, de las ondas, de los esplendores Y de los esclavos desnudos, impregnados de olores, Que me refrescaban la frente con las palmas, Y cuyo único afán era profundizar El secreto doloroso que me hacía languidecer. 1855.

Traducción:  E.M.S Danero

Marge Piercy : La más clara alegría.

La más clara alegría es el cese de un gran sufrimiento. Cuando la campana de hierro se quita de la cabeza, cuando el clamoroso choque se apacigua en los nervios, cuando el cuerpo se desliza libre como la carnada del anzuelo y el pútrido aire de la ciudad empieza a bullir en los pulmones. La luz resbala en miel sobre los ojos. El austero techo se vuelve merengue. El cuerpo se desenreda, se despliega prodigiosamente vacío como un lirio. Respirar es bailar. Muda y enteramente como la albahaca en la ventana levanto la nariz al sol.
Traducción:  Beth Miller

Vladimir Holan:Un día por la mañana.

Un día por la mañana, al abrir la puerta, encontraste en el umbral los zapatos de baile. Era para besarlos y tú lo hiciste enseguida y volviste a sentir alegría después de tantos años, todas las lágrimas largo tiempo contenidas ascendieron a tu risa. Luego te reíste y desde el alma rompiste a cantar con la tranquilidad de la juventud... No preguntaste qué hermosa dejó los zapatos en el umbral. Nunca lo averiguaste y, sin embargo, de aquel feliz momento aún vives con frecuencia...

Traductor:Clara Janés

Virginia Woolf: En medio de las profundidades verdes aparecen manchas de flores.

En medio de las profundidades verdes aparecen manchas de flores.Sus pétalos se asemejan a arlequines. Los tallos emergen de entre huecos negros, de la tierra. Las flores nadan como peces de luz sobre las sombrías aguas verdes. Tengo un tallo en mi mano. Yo mismo soy un tallo y mis raíces llegan hasta las profundidades del mundo, a través de la tierra seca de ladrillo y a través de la tierra húmeda, a través de venas de plomo y plata. Mi cuerpo no es sino una sola fibra. Todas las sacudidas repercuten en mí y siento el peso de la tierra contra mis costados.
Las Olas(Fragmento) Traducción de Lenka Franulic