Ir al contenido principal

Entradas

Ezra Pound: Salutación.

Oh, generación de petulantes sin remedio e infelices sin remedio, he visto pescadores comiendo al sol, los he visto con sus familias desharrapadas, he visto sus sonrisas llenas de dientes y he oído sus risas desgarbadas. Y yo soy más feliz que vosotros, y ellos eran más felices que yo; y los peces nadan en el lago y ni siquiera poseen vestiduras.
Traducción: Javier Calvo
Entradas recientes

Teresa Wilms Montt: Viniste a mí; yo no te esperaba.

XXXI Viniste a mí; yo no te esperaba. No esperaba a la felicidad. Lo había perdido todo, y todo lo encontré cuando tú me tendiste los brazos. Tómame, te dije. Seré fiel a tu corazón, y él curará con suavidades arrobadoras las heridas profundas del mío. Viviré de ti; el resplandor de tus ojos será mi luz,
esconderme confiadamente en tu pecho será mi dicha; reír, cuando vea que se apartan tus labios, por el éxtasis interior; lloraré cuando tú llores, y te amaré deliciosamente halagada por tu ternura; te amaré con todo el fuego de la eterna enamorada.

Ibn Hazm: El amor verdadero.

El amor verdadero no es hijo de un instante, y ni su eslabón sirve para hacer fuego a voluntad, sino que, a su aire, nace y anda, tras largo entretenimiento, que afirma su cimiento. No lo rondarán entonces conjuros o rupturas, ni se alejará ya nunca del asiento y el crescendo. Lo que viene a confirmar el que veamos toda obra hija de un instante morir en su siguiente. Yo soy empero tierra durísima, pedernal puro, del todo remisa a los esquejes, insumisa, si bien aquella planta que en mi arraiga ya no tenga —en primavera— cuidado de las lluvias.
Ibn Hazm(994-hacia 1063 d. C.) Traducción:  Federico Corriente
El

Marina Tsvietáieva: Todo el esplendor.

TODO EL ESPLENDOR
de las trompetas - apenas vibrar de hierba - ante ti. Todo el esplendor de la tempestad - apenas piar de pájaros - ante ti. Todo el esplendor de las alas - apenas temblar de párpados - ante ti.
        23 Abril de 1921 Traducción: José Luis Reina Palazón

Louis Aragon :La constellation/La constelación.

Louis Aragon :La constellation Aucun mot n’est trop grand trop fou quand c’est pour elle Je lui songe une robe en nuages filés Et je rendrai jaloux les anges de ses ailes De ses bijoux les hirondelles Sur la terre les fleurs se croiront exilées Je tresserai mes vers de verre et de verveine Je tisserai ma rime au métier de la fée Et trouvère du vent je verserai la vaine Avoine verte de mes veines Pour récolter la strophe et t’offrir ce trophée Le poème grandit m’entraîne et tourbillonne Ce Saint-Laurent pressent le Niagara voisin Les cloches des noyés dans ses eaux carillonnent Comme un petit d’une lionne Il m’arrache à la terre aux patients raisins Voici le ciel pays de la louange énorme C'est de tes belles mains que neige la clarté Étoile mon étoile aux doigts de chloroforme Comment veux-tu que je m’endorme Tout me ramène h toi qui m’en semble écarter Et parlant de tes mains comment se peut-il faire Que je n’en ai rien dit moi qui les aime tant Tes mains que tant de fois les miennes réchauffèrent Du fro…

Kenzi Miyazawa: No sucumbir a la lluvia.

No sucumbir a la lluvia No sucumbir al viento No sucumbir a la nieve ni al calor del estío Tener un cuerpo firme y sano sin avaricia ni codicia Sonreír siempre tranquilo Nunca tener ira comer cuatro tazas de arroz al día y un poco de pasta de soya y legumbres. No contar conmigo mismo en ninguna ocasión observar atentamente y comprender Además, no olvidar A la sombra de una arboleda de pinos en el campo vivir en una choza de cañas Si al este hay un niño enfermo ir a cuidarlo Si al oeste hay una madre fatigada ayudarle cargando las gavillas de arroz.
Traducción : Atsuko Tanabe

Max Blecher: Materializaciones

Ojalá me dejara el día una piedra en una caja Y una mariposa de oro en un cristal de vidriera Ojalá de carámbanos de fiebre me dejara la noche Un puñado de cristales, de sueños una muñeca Ojalá tuviera objetos con vida en el corazón Y pensamientos de seda y recuerdos de cristal De tus visitas querría pulseras de sangre
El collar de una sonrisa y el anillo de un momento.
Traducción de Joaquín Garrigós